General

BODEGAS RODERO PRESENTA «LOS PLACERES DEL VINO», UN VIAJE DESDE LA RAÍZ HASTA EL PALADAR. 1024 576 buenbouquet

BODEGAS RODERO PRESENTA «LOS PLACERES DEL VINO», UN VIAJE DESDE LA RAÍZ HASTA EL PALADAR.

 

Bodegas Rodero plasma su visión del mundo del vino a través de 7 icónicas imágenes.

Los vinos de Carmelo Rodero son un referente nacional e internacional. Las riendas de este proyecto familiar, que comenzó su andadura con el hombre que da nombre a la marca, las llevan en la actualidad Beatriz y María Rodero, directora técnica y directora comercial de la bodega.

Detrás de la calidad de la materia prima con la que producen sus elaboraciones, se esconde un mundo de sensaciones que han querido transmitir a través de «Los placeres del vino». Esta campaña se compone de siete escenas que evocan la huella que deja un vino en la memoria.

Como indican Beatriz y María Rodero, es innegable afirmar que esta bebida es placentera y se consume cada vez de forma más cotidiana, no obstante, «el vino no es solo el interior de la copa, es el antes y el después, es la botella y el corcho, la cápsula y la etiqueta, es la uva, es la tierra y son las manos de quienes lo elaboran».

A partir de estas imágenes, dan vida, voz y color a los sentidos. «Cada vino cuenta una historia que es capaz de emocionarnos».

El placer se despedaza

El vino tiene memoria. Su olor, su sabor, su color, son parte de sus recuerdos, de la tierra en la que nació. Por ello, este placer puede acariciarse, sostenerse, despedazarse, solo así se queda impregnado en nuestras manos.

El placer se estruja

Sujetar una uva entre los dedos puede no tener el mismo valor para todos, pero en este mundo existe un placer inmenso que se produce al recoger los primeros racimos y estrujar el fruto para sentir el mosto caer por la palma de la mano.

El placer se muerde

Una añada entera cabe dentro de una sola uva: el clima, la tierra, el esfuerzo. Morderla es alimentarse de un paisaje y de su memoria.

El placer se corta

Descorchar un vino es un ritual. Cortar la cápsula de la botella es abrir las cubiertas de una historia que está por disfrutarse.

El placer se retuerce

Es necesario romper el silencio de un vino para conocer su historia. Profundizar en sus raíces, retorcer sus entresijos, dejar que coja aire para que se exprese y nos hable.

El placer se pinta

Una copa se convierte en un lienzo, en el momento en el que la tinta de la tierra pinta su interior.

El placer se bebe

Esta es la manifestación última de los placeres del vino. El sabor de una historia única leída a tragos, un sorbo que conduce a otro y que deja huella en nuestro paladar y en nuestra memoria.

A la hora de beber un vino deben estar enfocados todos nuestros sentidos, porque cada vino cuenta una historia y sólo así podremos comprenderla y disfrutarla.

DESCUBRE LOS PLACERES DEL VINO

BODEGAS RODERO APUESTA POR EL RECICLAJE Y EL CUIDADO POR EL MEDIOAMBIENTE 1024 576 buenbouquet

BODEGAS RODERO APUESTA POR EL RECICLAJE Y EL CUIDADO POR EL MEDIOAMBIENTE

En Bodegas Rodero estamos comprometidos con el cuidado del medioambiente. El mundo vitivinícola es uno de los sectores más afectados por el cambio climático y nuestra labor es llevar a cabo todas las medias posibles para combatirlo.

Por este motivo, estamos trabajando para elaborar vinos respetuosos con la naturaleza de una manera sostenible. En un primer momento, decidimos equipar nuestra bodega con un sistema de obtención de energía solar, a partir de la instalación de un equipo de paneles fotovoltaicos con una potencia nominal de 100 KW, con los que pretendemos sustituir la energía que se consume en la bodega, con la obtenida de esta fuente de energía limpia.

Asimismo, trabajamos con recursos reciclados para producir nuestros envases, cajas y etiquetas. Las botellas que utilizamos en Bodegas Rodero tienen un alto porcentaje ecológico, que adquirimos de dos empresas distintas. El índice de vidrio reciclado para la fabricación de sus botellas es de un 52 % en una, y de un 59 % en otra.

En lo relativo a las cajas y a los estuches de materias procedentes del tratado del papel, utilizamos envases producidos con un 70 % de materiales reciclados. Las dos empresas con las que trabajamos tienen una amplia experiencia dentro del sector del packaging de cartón en España y están muy comprometidas con la sostenibilidad y la innovación. Para reducir el impacto ambiental y social de sus labores comerciales, trabajan con especial cuidado las aguas que emplean, y utilizan materias primas a base de recursos que protegen la salud humana y la del medio ambiente.

En último lugar, todas las cápsulas que usamos en bodega también han sido fabricadas a partir de productos reutilizados. Las que empleamos para cubrir nuestro Crianza, Reserva, Pago de Valtarrena y TMS, incluyen un 50% de materiales reciclado.

El compromiso de Bodegas Rodero con el medioambiente es firme. Seguiremos trabajando para poder reducir nuestra huella de carbono al máximo.

CUANDO LAS VIÑAS LLORAN, RENACE EL VIÑEDO 1024 683 buenbouquet

CUANDO LAS VIÑAS LLORAN, RENACE EL VIÑEDO

Con la llegada del frío a la Ribera del Duero, la actividad radicular de las viñas se suspende por el acusado descenso de la temperatura del suelo. Los sarmientos de la añada anterior son eliminados durante la poda en seco para favorecer el rejuvenecimiento de la planta, en el momento exacto en el que el flujo de savia se ha detenido. Pero a medida que avanza la primavera y la superficie del suelo empieza a calentarse progresivamente, la vida vuelve al viñedo.

El lloro simboliza el despertar de la naturaleza. La savia, que ha permanecido en letargo dentro de la vid durante los meses del invierno, comienza a brotar por las heridas de los cortes de la poda anterior. Este fenómeno natural es el mejor indicador de la correcta evolución del ciclo de la viña.

Se denomina lloro porque la circulación de la savia no se acumula, si no que mana por los cortes de la poda y gotea, en forma de lágrimas, durante varios días, llegando a verter entre tres y cinco litros por vid.

El nuevo torrente de nutrientes y hormonas vegetales que fluye desde las raíces hacia los extremos del tronco, además de ser la fuente de alimento de las nuevas yemas de la vid, actúa como sustancia cicatrizante. Una película gomosa cubre las incisiones y protege los vasos de la planta.

Esta etapa es previa al denominado desborre. Con la reactivación del flujo de la savia empiezan a cobrar protagonismo los primeros brotes verdes de la viña. Estas yemas se van hinchando con el paso de los días, y se cubren de un tejido algodonoso llamado borra. En el momento en el que las nuevas hojas están listas para abrirse, se deshacen de la capa blanquecina que les cubre y comienzan a brotar. Es entonces cuando podemos afirmar que el ciclo de una nueva añada ha comenzado.

TSM, una apuesta por la calidad 1024 683 buenbouquet

TSM, una apuesta por la calidad

Carmelo Rodero es una de las bodegas más representativas de la Ribera del Duero, y el prestigio de sus vinos es conocido actualmente tanto dentro como fuera de España. Un hecho que no solo exige dedicación, sino compromiso por su trabajo y espíritu de superación. Esta bodega familiar ha tenido muy claro desde siempre estos pilares, en los que se apoyan para elaborar vinos de gran calidad, gracias a sus mimadas «perlas negras».

Desde 2003, Carmelo Rodero viene trabajando en un vino único, que no encaja en los moldes establecidos de la Denominación de Origen, el TSM. Un multivarietal elaborado con un 75% de Tempranillo, un 10% de Cabernet Sauvignon y un 15% de Merlot. Estas proporciones, que rozan los límites marcados por el Consejo Regulador, son una muestra del carácter de la segunda generación de Carmelo Rodero. 

Atreverse a innovar, hacer algo menos habitual y romper los esquemas, es todo lo que han tratado de perseguir con este producto. En palabras de Beatriz Rodero, directora técnica de Carmelo Rodero, surgió tras la necesidad de presentar un vino que se saliera del perfil clásico de Ribera del Duero, para tratar de llegar a ese tipo de clientes menos clásicos y sorprenderlos con una línea más moderna y juvenil. «Querían aportar algo nuevo a un sector muy tradicional, pero que tampoco se saliera de los parámetros que la D.O. exige». 

Se podría pensar, entonces, que el perfil de consumidores del TSM es joven, pero la realidad es que el mundo del vino, tal como relata Beatriz Rodero, «es muy subjetivo y cada persona, independientemente de su edad, busca vinos diferentes». Si bien es cierto que «el público joven busca vinos más afrutados, con menos tiempo en barrica», el TSM es un vino que está llegando a todos los perfiles posibles.

El ensamblaje conformado la frescura de la Cabernet Sauvignon, el toque frutal de la Merlot y el carácter de la Tempranillo, así como los distintos tiempos en barrica con los que juegan en la bodega, hace del TSM un vino que ha alcanzado infinidad de reconocimientos a lo largo de estos últimos años. Premios como el recién obtenido Gran Oro del Real Casino de Madrid, o reseñas de 97 puntos en la Guía Proensa, o puntuaciones de 98 en la Guía Gourmets, o Vivir el Vino.

La calidad de esta referencia es merecedora de estos galardones. Para elaborar este producto, no solo se han utilizado distintas variedades de uva, sino que también se ha tratado de que estas fueran de la mejor calidad posible. Tal como nos relata Beatriz Rodero, tras cada añada, «siempre se intenta mejorar, basando los esfuerzos en la aspiración a un vino superior en cada añada».

El objetivo de la bodega, que con el paso de los años el TSM se posicione como uno de los vinos más excelentes del mercado.

Viticultura sostenible bodegas Rodera
LA VITICULTURA SOSTENIBLE ES POSIBLE 1024 768 adm.boderode

LA VITICULTURA SOSTENIBLE ES POSIBLE

La naturaleza es nuestra mayor aliada. La producción de vinos depende directamente del medio ambiente y del cuidado de éste, de otra forma, la industria vitivinícola no tendría cómo desarrollarse. 

El cambio climático es una realidad. El escenario actual en el que nos movemos nos obliga a tomar serias medidas para contribuir a la conservación del planeta y hacer frente a la subida gradual de temperaturas. El aumento de más de un grado centígrado en los paisajes de la Ribera del Duero en las últimas décadas, resultado del efecto invernadero, incide directamente en nuestros viñedos y en la producción de las uvas. Los ciclos de maduración de nuestras «perlas negras» se han visto alterados y el grado alcohólico de los vinos se ha incrementado de forma progresiva. 

Por este motivo, resulta fundamental que desde Carmelo Rodero nos adaptemos a los nuevos cambios y trabajemos para proteger nuestra tierra, elaborando vinos respetuosos con el medio ambiente, de una manera sostenible y cuyo origen provenga de energías renovables. En consecuencia, el próximo mes de mayo iniciaremos, en la bodega, la instalación de equipos fotovoltaicos, con los que pretendemos obtener una fuente de energía limpia con la que abastecernos. 

Estas instalaciones se situarán en la cubierta de la bodega e incluirán una potencia nominal de 100KW, a través de la cual se pretende que toda la energía producida que requerimos, provenga de una fuente renovable y respetuosa. Tal y como apunta nuestra directora comercial, María Rodero, el principal objetivo de este proyecto es «sustituir la energía que se consume en la bodega, con la obtenida de una fuente de energía limpia». 

La firma de este nuevo proyecto se realizó el pasado mes de enero y está previsto que a lo largo del próximo mes de mayo se inicie la instalación de los paneles solares en Bodegas Carmelo Rodero.

Poda en seco en Bodegas de Carmelo Rodero
LA PODA EN SECO, TE CONTAMOS EN QUÉ CONSISTE 1024 768 roderoweb

LA PODA EN SECO, TE CONTAMOS EN QUÉ CONSISTE

A finales de enero inicia el periodo de poda en seco de las viñas. En Carmelo Rodero cuidamos de cada una de nuestras plantaciones para garantizar que los racimos con los que trabajamos son de gran calidad. ¿Quieres saber cómo lo hacemos?

La poda en seco, o poda de invierno, es una labor manual que tiene como finalidad la eliminación de los sarmientos de la añada anterior, es decir, todas las ramificaciones que germinaron en la primavera pasada y que, a causa del paso de las estaciones, se han secado por la ausencia del flujo de la savia. La poda nos permite controlar el vigor de las viñas y la producción de las mismas, asistiendo así al rejuvenecimiento de la vid.

Se denomina así porque debe realizarse antes de la llegada de la primavera y, por lo tanto, de la brotación de las nuevas yemas. Hay que prestar especial atención al clima, para sortear el mayor número de heladas, por un lado, y los días lluviosos, por el otro. Evitamos, de este modo, que los brotes mueran por las drásticas bajadas de temperatura, e impedimos también que se propaguen los hongos que buscan ambientes húmedos y heridas en la madera. Además, para hacer frente a la reproducción de estos organismos, en Carmelo Rodero cubrimos la madera recién cortada con una pintura cicatrizante, que ayuda a regenerar las células y tejidos vegetales de la viña.

El cuidado del viñedo se debe llevar a cabo a lo largo de todo el año. Para obtener nuestras ‘Perlas Negras’ de Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Merlot, en Carmelo Rodero nos esforzamos por guiar a la vid, con el objetivo de cosechar, dentro de unos meses, uvas con cualidades excepcionales con las que elaborar nuestros vinos.

Esta no es la única poda que se lleva a cabo a lo largo del año, pero sí la primera que debemos realizar y la más importante.

    Join our Newsletter

    We'll send you newsletters with news, tips & tricks. No spams here.

      Contact Us

      We'll send you newsletters with news, tips & tricks. No spams here.